miércoles, 7 de enero de 2009

::: Los judíos: de mártires ¡a malparidos! :::

Es increíble ver el logro que han alcanzado los judíos en esta época. Si, de aquel pueblo sometido y ajusticiado por Hitler, aquel que siempre fue la víctima en los libros de historia y que incluso en la Biblia es, nada más y nada menos, que el pueblo escogido de Dios se está rescribiendo a través de los ojos del mundo una nueva etapa de victimario que condenamos todos los que tenemos un poco así sea de conciencia humana.

Debemos ser concientes de que muchas veces nos echan el cuento incompleto. Los medios de comunicación tienen un poder tremendo en las noticias y se le permite el libre derecho de defensa al criminal más obvio, pero si al menos un 60% de lo que hemos sabido por medio del internet y las noticias es cierto entonces estamos ante un acto condenable de lesa humanidad.

Durante años se han fraguado miles de batallas y guerras de las que ni siquiera tenemos números concretos de muertos, ni llegamos a imaginarnos los ríos de sangre y la forma cruel de tales matanzas, es cierto. Solo sabemos celebrar la Batalla de Boyacá y los gritos de independencia, independientemente, valga la redundancia, de cuanto hijueputa haya muerto. En esos tiempos en que muchas guerras eran a machete o cuchillo, donde podías escuchar el sonido chirriante de la hoja de metal contra un hueso o el ingenio de las torturas más cruentas no había el acceso a internet ni las cámaras en los celulares con las que hoy contamos. Siempre ha existido la injusticia social y los delitos de lesa humanidad en este mundo pero ahora tenemos los medios para que en vez de aterrorizarnos logremos ser testigos de la injusticia y el terror, y que esto sea herramienta para lograr algo.

Como iba contando, los judíos en si son unos triple perros hijueputas. Personajes no muy lejanos a sus enemigos del Hamas que usan las matemáticas para contar el alma humana: ojo por ojo diente por diente, tú me matas 10 civiles yo te mato 15 y así. Como si de tumbar mangos de un palo o aguacates se tratara.

Desde este pequeño lugar del ciberespacio, en el Mundo-1, condeno fuertemente los actos criminales del ejército israelí así como los de los miembros del Hamas de igualar victimas civiles en un acto de justicia injusta. Estoy seguro que esta voz desde mi blog vale buena verga, pero es mi voz y aunque quede solo (igual que soy opositor de este gobierno) seguiré gritando. Gritando aunque yo sea el único que me escuche.