sábado, 5 de enero de 2008

::: Si Gears hubiese salido este año sería el mejor :::

Continúo con la reseña del top, refiriéndome al segundo juego que ocupa su plaza. Gears Of War de PC.

Este puesto se lo doy a Gears por ósmosis, como cuando al Real Madrid se le dan los partidos por la camiseta. Es simplemente Gears y para mí como fanático CGO de hueso colorado es suficiente para estar en el pedestal.

Este es uno de esos títulos en los que no vale haber jugado otras cosas. En mi concepto, si no has jugado GOW, aspirante a hardcore gamer, no vales monda. Si, eso castizamente hablando estas jodido y no vale de nada cualquier pendejada que hayas estado haciendo. En serio.

GOW tiene una estructura de juego tan perfecta como el mismo Halo Combat Evolved o Half Life 2, matizado con un diseño de personajes y cinemas que hacen que sientas tus gónadas crecer. El sonido colabora a la acción mientras vez como un helicóptero bombardea parte del escenario y lo sigues fácilmente con un simple botón, haciéndote participar en un cinema en verdadero tiempo real. Sorprendente. Te hacen probar tus granadas de fragmentación contra un grupo de Locust para verlos volar en pedazos. Sangre, carne y tripas, un festín hardcore para cualquier amante del gore.

Como lo bueno viene parido la historia también es tesa loco. A medida que avanzas en el juego se cuenta, de manera interesante, una llena de cabos sueltos que se van narrando lógicamente a lo que se esta cociendo en el juego, con un final que satisface y al mismo tiempo deja abierta la puerta para que se expanda más en futuros y obligadas secuelas.

Pero Gears no es solo single player, de hecho, el multiplayer de GOW es el que le da el toque eterno a un juego que difícilmente dejarás de jugar en años. Con una conexión disponible de 256kb podrás jugar la evolución del Deathmatch. Gears es pura adrenalina, gráficos ultra bestiales, música perfecta, diseño magistral y personajes que tienen más carisma que el mismo Jesucristo. Es un Behemoth que arrastra todos los días y noches a una horda de fanáticos acérrimos que nos damos bala hasta el tuétano.

Esta obra de arte alcanza su máximo punto en las partidas multijugador, sin lugar a dudas. Se extiende su vida a lo infinito. No ha existido en Xbox 360, por ejemplo, un juego que haga dejarlo a un lado en el modo en línea. Y lograr eso con Halo 3 y Call Of Duty 4 en el mercado es una proeza. La razón quizás es que en Gears tienes algo diferente. Es cierto que no se enfrentarán grandes cantidades de jugadores y que los modos al principio parezcan insuficientes, pero no es así. Acá el rey de la colina es diferente, por ejemplo, así como el Deathmatch o como la incursión del excelente modo Ejecución, que te harán jugar miles de veces.

La manera como podrás lucharás es otra cosa. Tu vida es más valiosa, la estrategia en grupo es intuitiva y su modo de juego se puede prestar tanto para que hagas un juego rápido y directo, como también para que desarrolles de manera profunda tu propio estilo de guerra logrando convertirte en un profesional si lo masterizas. Definitivamente su multiplayer es un balde de agua fresca a lo que normalmente conocemos en cuestiones de enfrentamientos en línea.

Por esas cosas Gears para mí es lo mejor de lo mejor. Como el título de esta entrada lo dice, si hubiera salido este año estaría en el primer lugar de mi TOP 10. Y como modo de consejo, deja cualquier cosa que estés haciendo si aún no lo has jugado. En serio, hazte un favor y juégalo. Saludos y hasta otra entrada.