martes, 16 de octubre de 2007

Halo 3 me ha hecho recordar las épocas del SNES

Si locos, aquellas épocas en que me quedaba hasta 13 horas frente al tele dándole palo a un solo juego. Aquellas épocas en que solo me preocupaba por pasarme el juego, repetirlo infinitas veces, buscarle todo, sacarle bugs, desayunar mientras jugaba, bañarme tarde por quedarme jugando, haciendo mapas para seguir sacándole vainas al juego y sobre todo, creerme el cuento de que tenía la mejor consola de la historia y estaba viviendo la mejor época jamás vista en los videojuegos.

Con BoskeHead (uno de mis valecitas) nos hemos pasado todas las noches y toodo el fin de semana festivo jugando Halo 3 desde su lanzamiento. Y no hemos parado un ápice... aunque hoy le terminamos de coger todo, falta aún empezar la monería de jugar en Live y empezar a "rankear". Es increíble saber que tenemos tanto juego por delante.


Muy seguramente no estamos viviendo la época dorada de los videojuegos, pero el solo hecho de que estemos llegando a creerlo, vale más que si realmente fuera cierto. Vale más que la mentira que realmente es. Gracias Bungie por hacernos felices :) Hail Master Chief!