lunes, 17 de mayo de 2010

::: Como en mis épocas de Playstation: Alan Wake :::

Recuerdo como hace poco retorcía un poco la cara al saber que Alan Wake ya estaba disponible. Me tomó por sorpresa ya que estoy un poco fuera de ritmo con los videojuegos por causas laborales y de ocio, pero fui mucho más consciente de que me podría deparar un juego tan hypeado y tan mencionado como estandarte de la Xbox 360. Esa sensación de parto, de que por fin tienes en las manos la razón de tanta bullaranga no me fue tan inmensa porque la sorpresa se había dejado de alimentar de hype.

Pero la razón de que esto tenga una entrada es que me movió el piso de tremenda manera. Alan Wake es otro paso, que hace ver a Heavy Rain como un cuento de mundos de cartón. La narrativa, los gráficos, la ambientación y la historia te sumergen de una manera que muy pocas veces he sentido. Si, la trillada frase que venimos repitiendo desde los cinemas de Ninja Gaiden de Nintendo ("parece una película") de nuevo nace con este nuevo título, con un tratamiento de español latino muy bien logrado y una explicación de la aventura como si de un capítulo de serie se tratara. Todo eso logra una sumerción que te invita a seguir avanzando para ver que está pasando y como terminará todo.

Ya me imagino el contenido descargable de este juego que seguramente vendrá por capítulos, incluso temporadas y que nos muestra claramente una visión a futuro de la nueva era del Steam y de los juegos por demanda, que se hace muy interesante. Ojalá los capítulos sean baratos o de plano sean gratis.

No les he dicho nada de la historia, pero para que. Dense el gusto de jugarlo, si no tienes 360 consíguela o préstala, es un título que no te debes perder. Ahora, ¿porque el título de la entrada como en mis épocas de Playstation? Porque me recuerda mucho esa época maravillosa en que un juego te hacía olvidar de colocar en la bandeja cualquier otra cosa, un juego que no era perturbado por un juego de Winning Eleven o FIFA y que querías darle palo hasta que te sangraran las manos... un juego que te hacía entrar en problemas hasta con tu novia. De verdad, juéguenlo. Un saludo.

1 comentario:

Digital Alchemist dijo...

Bueno yo tambien ire a checar porque tanta bullaranga...